Emprendedores.  

Malditos canales de TDT, la pronunciada bajada de ingresos en publicidad les obliga a crear programas de bajo coste, o sea, bienvenidas sean las tertulias.

Un gran grueso de opinadores televisivos muestra fascinantes aptitudes para el monólogo compartido. Son expertos en abstracción capaces de refinar elaboradas teoría sobre lo que se debe implementar/evitar en el tema financiero y económico. Cuando aparecen en televisión expresan sus conjeturas con intensidad y, si la bronca se lo permite, interrumpen a su adversario advirtiéndole de sus tonterías.

En estas tertulias didácticas y enfurecidas no se suele hablar de los emprendedores. Ellos, los que hablan, no tienen el reto de ser emprendedores. Son afiliados periféricos al poder fáctico que tienen estudios y aprobaron con buena nota Business School, de eso aún se acuerdan pese a que la bronca general se lo impide.

Autoría de la imagen: Pacostein CC BY-SA

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail