Tranquilos! No hay privacidad en internet. Ponte de pie y patalea por tus derechos fundamentales de intimidad, pero no hay privacidad en la red. El cumplimiento de la ley orgánica de 1999 y los asesores dedicados a la política de privacidad de esto y aquello. Bonito, pero no hay privacidad en internet. Lo que te protege por un lado te lo desmonta una App imprescindible o un nuevo servicio interactivo. La excusa para entrar dentro de tu vida es que Internet te quiere. Internet se interesa por ti y quiere saber qué es lo que estás haciendo justo en este preciso instante. ¿Qué piensas? ¿Dónde estás? ¿Qué le cuentas a quién? Alguien que se interesa tanto por todo lo que haces no necesita ningún permiso. Ni tu pareja retiene tantas experiencias tuyas en su memoria. Después, dentro de muy poco, internet te lo devolverá en versión 3.0. La inteligencia artificial es un flipe. Privacidad, no gracias.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail